Arribamos a los 60 años de vida institucional y nos colma de mucha alegría poder celebrar seis décadas de un liderazgo que trasciende al servicio de la sociedad. Esta es una ocasión propicia para renovar nuestra identidad, sentido de pertenencia y compromiso para continuar impulsando nuestra institución hacia nuevos retos, a fin de responder a los desafíos del mundo de hoy.

Nuestra Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra es lo que es gracias a su equipo humano y a tantos líderes que la han guiado a través del tiempo por los senderos de la calidad y la excelencia, fundamentados en los valores humanos y cristianos.

Le invito a que afrontemos juntos el futuro, con esperanza y confianza en Dios y en nuestras capacidades, a fin de continuar al servicio de una sociedad para la cual continuamos siendo referente de desarrollo y calidad educativa que trasciende.

Gracias por su espíritu de servicio y entrega.

Ánimos y Bendiciones,

Scroll to Top
X